316 2421611

contactenos@vconsultores.com

Blog

VCONSULTORES

UN ALIVIO QUE GENERARIA TRANQUILIDAD PARA UNA REACTIVACIÓN SOSTENIBLE

Autor: Gainer Catalan B.
25/09/2020

Probablemente estas líneas llegaran a generar polémica e incluso a sacar ampollas en algunos, sin embargo, al equipo de V CONSULTORES SAS nos asiste una conciencia social, que nos obliga a realizar análisis objetivos, pero sobre todo críticos acerca de situaciones que en momentos como el actual, toman relevancia significativa para la sostenibilidad de la tan anhelada reactivación dentro de la nueva normalidad a la que nos enfrentamos.

Con el anterior contexto, quiero referirme a la angustia que hoy día envuelve a TODOS los que hemos sido llamados a tener que experimentar las consecuencias de la cuarentena que buscó protegernos de la pandemia del COVID 19, sin distinción de personas naturales asalariadas, comerciantes o empresarios.​

Esta situación, es producto del inminente riesgo que conlleva ver amenazado y casi que seguramente perdido, uno de los  derechos fundamentales que deberíamos tener seguro: el derecho a la vivienda digna.

Vivienda que ha significado para muchos de nosotros, el mayor sacrificio y a la vez el mayor ¨logro¨ alcanzado, después de vencer los múltiples obstáculos que se nos ofrecen antes de ¨coronar¨ este anhelo proyectado entre 15 a 30 años, pero que ahora vemos que NO será nuestra por razones que escapan absolutamente de nuestro control; sin embargo, seguimos aferrados (y vale la pena hacerlo) a la ilusión y motivación de hacer parte del pequeño grupo privilegiado del club de ¨Casa, Carro y Beca¨.

Hemos observado como el Gobierno Nacional ha venido haciendo esfuerzos para trata de afrontar esta crisis sin precedentes, enfrentando toda clase de críticas desde todos los sectores, por la falta de igualdad y universalidad de dichos esfuerzos.

Quiero referirme entones, a un verdadero alivio que más allá de representarlo desde el punto de vista práctico en términos de flujo de ingresos o egresos, significaría una verdadera ayuda que impactaría de manera inmensamente favorable a quienes hoy día saben que solo será cuestión de tiempo, para ACABAR con ese motor que los impulsaba a trabajar con todo el entusiasmo y las ganas, como es la lucha por su vivienda propia.      

Mi propuesta que no significaría para NADA incremento de la deuda publica o la afectación de las finanzas del Estado de manera directa e inmediata, conllevaría a que instituciones que hacen parte de nuestra sistema social y económico, como son las entidades financieras, sumando igualmente a los prestamistas de menor nivel, alguno de ellos agiotistas camuflados, pongan su grano de arena en el logro de lo que reiterativamente en este escrito, llamo REACTIVACION SOSTENIBLE. Esta ayuda no es otra, que generar a través de los mecanismos que sean necesarios (reforma de la ley 258 d 2016, art 7), la PROHIBICION de los REMATES JUDICIALES sobre inmuebles destinados para la vivienda familiar.

Como lo advierto antes, muchos no les gustará esta afirmación, pero en criterio de quien aquí escribe, en esta nueva crisis económica mundial no deberían existir los remates judiciales. Máxime si el acreedor es una entidad financiera.

La razón es sencilla: buscar otras alternativas diferentes al remate judicial es una manera concreta de ayudar a las personas en quiebra, siempre y cuando esas otras alternativas constituyan verdaderas opciones que no impliquen un mayor perjuicio frente a lo que he denominado “condena financiera” y sin que pretenda esta propuesta, desconocer el derecho a la protección del crédito.

En otras palabras, en estos momentos el remate judicial debería ser la excepción y no la regla general a aplicar a las personas cuyas obligaciones dinerarias se han convertido en deudas impagables.

Sin embargo, lo que aquí se dice hasta ahora es solo una utopía y todo indica que los bancos continuarán con los procesos judiciales, cediendo válidamente los créditos a bajos precios para hacerlos atractivos a otras entidades o personas naturales que están dispuestas a su vez a vender la cartera a un mayor precio para ganar dinero fácil y rápido, o simplemente están dispuestas a esperar el tiempo que sea necesario con tal de hacerse al inmueble por un precio muchísimo más bajo que el valor del mercado.

Por ello, considero necesario que los deudores, especialmente aquellos que tienen bienes de valor que perder (por ejemplo, inmuebles), procedan oportunamente a alegar el imprevisible cambio de las condiciones del mercado como una defensa completamente legítima a partir de un hecho notorio como lo es la crisis económica actual, en aras de reclamar un trato justo que les permita adecuar la cancelación de sus obligaciones dinerarias a su condición económica actual, evitándose a toda costa el remate judicial mediante una nueva y verdadera oportunidad de pago. 

En V CONSULTORES SAS, podrán encontrar el apoyo que requieren para no renunciar a ese sueño y motor de vida, que significa para todos el contar con una vivienda propia y digna!!!

REACTIVACIÓN: LA MEJOR EXCUSA PARA ORGANIZAR LA CASA

Autor: Maria Angelica Mercado P.
25/09/2020

El 8 de marzo se detectó el primer caso de Covid-19 en Cartagena de Indias, por cuenta de una turista Inglesa de avanzada edad que arribó a la ciudad a bordo del crucero Braemar de la firma naviera Fred Olsen.  A partir de este suceso y dentro del marco de la medida de excepción decretada por el Gobierno nacional, el primer mandatario de los cartageneros emitió el decreto 506 del 17 de marzo de 2020 por medio del cual se establecieron medidas de aislamiento obligatorio y paralización de la ciudad en general.

Durante los seis meses de aislamiento obligatorio al que nos sometió la pandemia, observamos el absoluto cierre de toda actividad comercial y social, particularmente en el centro de histórico de Cartagena, incluido el mayor motor de generación de ingresos y de vida en general para nuestra ciudad como es la actividad turística nacional e internacional.​

La Heroica se confinó a fin de protegerse de la pandemia, advirtiendo con resignación, angustia y TOTAL impotencia una recesión económica sin precedentes, de la cual, según datos del DANE, se derivan más de 83 mil empleos perdidos en Cartagena de Indias, consecuencia directa de los más de 130 locales comerciales que hasta ahora se han cerrado.

Bajo este panorama desalentador para todos, pero con algunas noticias confortadoras como los bajos índices de contagio registrados a partir de agosto, el Ministerio de Salud en coordinación con el DADIS, decidió modificar el nivel de alerta de la ciudad, de alto a moderado.  A partir de allí, el Gobierno central dispuso todos sus esfuerzos para iniciar la tan anhelada reactivados económica para algunos sectores de la ciudad.

Es así como poco a poco se han iniciados los planes piloto para estos sectores, exigiendo el cumplimiento a su vez de todos los protocolos de bioseguridad previstos por la Resolución 666 de 2020 emitida por el Min Salud y demás parámetros establecidos para cada subsector, los cuales se deberán cumplir a cabalidad sí queremos una ciudad Covid-Free.

Todo lo anterior, como medidas preparatorias para nuevamente contar con el ¨adorno¨ por excelencia para nuestra bella ciudad, como lo son los turistas nacionales y extranjeros, que ya desde el 19 de septiembre esperamos arriben de manera creciente a nuestra ciudad.

Cuando con ilusión y alegría, recibimos a familiares y amigos en nuestras casas, lo primero que hacemos es organizar TODO para que nuestros invitados se sientan mejor que en cualquier parte y con ello, obtengamos esa recompensa noble, que se limita a la satisfacción de saberlos alegres, contentos, agradecidos y con las mayores ganas de volver.  Para el caso de nuestra amado Corralito de Piedra, es indispensable hacer lo mismo, es decir, una revisión detallada en este momento cuando aún no se ha reactivado al ciento por ciento el flujo de invitados (turistas) que normalmente estamos acostumbrados a recibir en nuestra ciudad, para que aspectos como los que a continuación relaciono, se corrijan a raíz de esta coyuntura y constituyan uno de los aprendizajes y pocas buenas cosas que nos deje esta mala experiencia del aislamiento que nos cerró la ciudad:

1.- Ejercer la autoridad en debida forma, en el sentido de organizar las calles, plazas y parques del centro histórico, como también las playas de la ciudad mostrándolas libres de vendedores ambulantes y estacionarios, que históricamente ejercer ese tipo de actividad sin ninguna clase de permiso, ni mucho menos respeto por los turistas y visitantes en general.

2.- Coordinar y programar con las empresas de aseo de la ciudad, jornadas intensivas de organización y limpieza de toda la ciudad, en especial de calles, parques, plaza y playas.

3.- Garantizar mediante la activación de ¨bloques de verificación¨ conformados por funcionarios del Distrito adscritos a la Secretaria de Interior, Gerencia de Espacio Público y Movilidad, Secretaria de Planeación, Corpoturimo y Policía de Turismo entre otras, que realicen rondas diarias por las calles del centro histórico, para evitar la invasión del espacio público y ocupación indebida de plazas y parques.

4.- Estructurar y poner en práctica, jornadas de socialización, capacitación y sensibilización de TODOS los actores que forman parte de la oferta turística de la ciudad, para que exista un espacio eficaz de encuentro entre el sector público y privado, donde se construya un gran plan de choque para recibir a los turistas nacionales y extranjeros de una manera diferente, acorde con esta nueva normalidad, con conciencia de las prevenciones frente al enemigo común COVID 19, generando estrategias de direccionamiento hacia los atractivos que ofrece la infraestructura que la ciudad, desviándolos de los grandes vacíos que significan en este momento, el volumen tan alto de locales y negocios en general cerrados que se observan en toda la ciudad y particularmente en el centro histórico como principal atractivo de la ciudad.

Con todas estas medidas, pretendo hacer un llamado a la reflexión a los actores del sector público, como motores primarios que históricamente son los llamados a lograr el impulso de la economía y en nuestro caso de manera particular del turismo, logrando así mostrar una cara amable, organizada y llena de alternativas que dejen ver nuestra ciudad como un destino seguro y confiable, pero también cumpliendo de esta manera con la razón de ser de su  rol en nuestra sociedad, el cual hace referencia a la identificación y solución de las necesidades reales de la comunidad.

MARIA ANGELICA MERCADO P.

UNA MIRADA CRÍTICA A LA LABOR PERIODÍSTICA ACTUAL

Autor: Juan Pablo Valbuena A.
24/09/2020

En V CONSULTORES SAS, somos conscientes de la responsabilidad social que nos asiste no solo en la prestación de nuestros servicios de manera proba y eficaz; también, como firma consultora y asesora, tenemos la responsabilidad de visibilizar aspectos y hechos que observamos en el desarrollo de las diferentes actividades que hacen parte del giro cotidiano del acontecer social.

En virtud de lo anterior, en esta oportunidad queremos hacer un llamado a la reflexión y análisis de una labor que debe tener el más noble y fundamental propósito para nuestra Sociedad, como lo es aquella que deben realizar los profesionales del periodismo, en sus diferentes facetas.  Esta labor, debe propender por informar eficazmente a todos los que hacemos parte de las diferentes comunidades que conforman nuestro país Colombia, más aun en momentos en los que observamos un nivel tan alto de polarización ciudadana, producto de las posiciones políticas que han venido adoptando los diferentes actores, que se ubican en los extremos de la derecha, la izquierda, como también aquellos que posan como de centro izquierda o derecha, todos sin excepción, mostrando total desprecio por la opinión del otro o por aquel que se atreva a pensar diferente.

En el anterior contexto, venimos observando que estos ¨tsunami¨ de posturas, arrasan con todo lo que esté a su paso, involucrando y permeando en forma silenciosa, pero sistemática, la conciencia de los profesionales del periodismo al punto que ya de manera descarada y sin ninguna reserva o vergüenza, encontramos como algunos manifiestan sus posiciones en favor de un lado o del otro, a través del ejercicio de la tarea encomendada desconociendo la obligación de ser un instrumento PASIVO a través del cual los miembros de la sociedad, encuentren la posibilidad de conocer los hechos que se registren frente a las diferentes actividades que hacen parte del normal desarrollo de esa sociedad a la que pertenecen. Estas actividades, se traducen en noticias de interés y deben ser valoradas desde la óptica de quien recibe la información con base en sus creencias, ideologías y en general conceptos propios, dándoles el valor que a bien consideren sin ninguna otra consideración. Esa es la VERDADERA labor que desde la academia debería ser impregnada como tinta indeleble, a todo aquel que tenga a bien entregar su vida a la labor periodística.

La realidad que hoy enfrentamos, lastimosamente nos muestra que las casas periodísticas y sus funcionarios de nivel nacional, departamental y municipal, se han convertido en cajas de resonancia en favor o en contra de quien goce o no de sus afectos, utilizando el poder que les otorga el ser instituciones con capacidad de movilización de masas, para desvirtuar la NOBLE labor encomendada de ser esos CANALES a través de los cuales podamos enterarnos de manera oportuna y eficaz de los hechos de interés acerca de las diferentes situaciones que suceden en nuestro territorio y el mundo en general.

En nuestra ciudad Cartagena por ejemplo, hemos sido testigos de actuaciones de algunos de los administradores públicos, como alcaldes, gobernadores, concejales y diputados entre otros, las cuales han sido presentadas de una manera TOTALMENTE alejada de la labor periodística de informar, siendo así como algunos periodistas capitalinos que gozan de una audiencia, reconocimiento y ´rating¨ sobresalientes, en su afán de seguir conservando esos niveles que les garantizan ingresos multimillonarios y a falta de noticias de su entorno natural, encuentran en la ¨provincia¨ hechos dentro de los cuales toman partido, presentando la noticia con significativo sesgo y alto grado de ¨amarillismo¨,  lo cual afecta la conciencia de los ciudadanos por el hecho noticioso y juega subrepticiamente en favor de los intereses particulares de quien presenta la noticia, lo que al final se ve traducido en la apatía del pueblo por los temas de interés para sus comunidades, generando un círculo vicioso que nos sume en la desinformación e ignorancia de temas que tienen que ser al menos de nuestro mediano dominio, para alejarnos de manera progresiva de males tan dañinos para el progreso social, como lo son el clientelismo y la corrupción que hacen parte del sector público, sumado a que ese tipo de actuaciones del MAL periodismo, contribuyen al incremento de la polarización y el odio entre los ciudadanos, el inconformismo sin sustento lógico e ideológico y la violencia que hoy día observamos en actuaciones legitimas, como debería ser la protesta ciudadana.

Frente a esta cruda realidad, proponemos como mecanismo a través del cual logremos neutralizar esta desviación tan grave que ha venido de manera creciente, desdibujando la labor teórica del periodismo, las siguientes acciones que también en alguna medida podrían suplir la ausencia de verdaderos profesionales que cumplían de manera excepcional con su labor, como Gloria Valencia de Castaño, Juan Gossain o Yamit Amat, entre otros, que por motivos de su partida de este mundo y/o los años que los llaman a su retiro, ya no están o pronto dejaran de estar entre nosotros para generar conciencia acerca de situaciones como la que nos ocupa:

1.- Al escuchar o leer una noticia, tener conciencia si el hecho me está siendo presentado a través de una descripción escrita o verbal, desprovista o no de una posición frente al tema por parte de quien presenta la noticia.

2.- Tenemos la OBLIGACION de conocer con claridad a quienes escuchamos o leemos como periodistas, es decir, conocer su trayectoria, líneas de pensamiento y medios para los cuales trabaja o ha trabajado, a fin de tener en contexto su parcialidad o no acerca de la noticia que nos es presentada.

3.- Una vez identificadas las anteriores situaciones, tomar conciencia acerca del beneficio de escuchar o no las noticias presentadas por quienes hemos analizado.

Estos tres pasos aparentemente sencillos, sabemos claramente que no son fáciles de identificar y menos de aplicar por parte de las masas que conforman nuestras comunidades, pero si logramos generar conciencia al menos dentro del grupo de ciudadanos que hemos contado con la fortuna de recibir una educación superior, estoy seguro que iniciara a generarse un efecto que podrá contrarrestar la actual situación registrada con la perversión de la labor periodística.

“En un buen reportaje puede no haber buenos ni malos, sino hechos concretos para que el lector saque sus conclusiones”

Gabriel García Márquez

“Gabo cambia de oficio”.  Cambio 16 – Mayo de 1996.

JUAN PABLO VALBUENA A.

¿TIENES DUDAS?

Contáctanos






(+57) 316 2421611

contactenos@vconsultores.com

Cartagena - Colombia

Síguenos

(+57) 316 2421611
contactenos@vconsultores.com
Cartagena - Colombia
Síguenos